TOME EL CONTROL DE SU SALUD SEXUAL

Lo que necesita saber acerca de los servicios preventivos

M
Home > Inicio > ¿En qué consisten los servicios preventivos de salud sexual? > Servicios Preventivos de Salud Sexual para los Hombres > Pruebas de detección

Pruebas de detección

Infecciones de transmisión sexual (STI)

Hombres que solo tienen sexo con mujeres: Pregunte a su profesional de la salud si debe hacerse la prueba de detección de clamidia, gonorrea y sífilis. Usted podría necesitar hacerse una prueba si mantiene relaciones sexuales sin protección, tiene más de una pareja sexual o tiene una nueva pareja y desconoce su historial de salud.

Hombres que tienen sexo con hombres: Si usted es sexualmente activo, debe hacerse una prueba de detección de clamidia, gonorrea y sífilis por lo menos una vez por año. Con frecuencia, los hombres que tienen sexo con otros hombres tienen infecciones por clamidia y gonorrea en el recto y la garganta pero no lo saben. Según el tipo de sexo que usted practique, podría necesitar pruebas de detección adicionales a fin de identificar estas infecciones. Debe hacerse una prueba de control cada 3 a 6 meses si mantiene relaciones sexuales sin protección, ha tenido una STI, tiene más de una pareja sexual o usa drogas ilícitas. También debe hacerse una prueba de control cada 3 a 6 meses si tiene una pareja que presenta cualquiera de estos riesgos. Para obtener más información, visite https://www.cdc.gov/std/spanish/hojas-informativas.htm

Prueba del VIH

Hombres que solo tienen sexo con mujeres: Usted debe hacerse la prueba del VIH por lo menos una vez como parte de su atención médica normal. Debe hacerlo incluso si piensa que su pareja solo mantiene relaciones sexuales con usted. También debe hacerse la prueba si actualmente no tiene relaciones sexuales pero ha tenido relaciones sexuales en el pasado. Debe hacerse la prueba al menos una vez por año si está en riesgo. Usted se encuentra en riesgo si mantiene relaciones sexuales sin protección, ha tenido una STI, tiene más de una pareja sexual o comparte el equipo de inyección de drogas (lo que incluye agujas y jeringas). También debe hacerse la prueba una vez por año si su pareja presenta cualquiera de estos riesgos.

Hombres que tienen sexo con hombres: Usted debe hacerse la prueba del VIH por lo menos una vez al año. Debe hacerse una prueba de control cada 3 a 6 meses si mantiene relaciones sexuales sin protección, ha tenido una STI, tiene más de una pareja sexual o usa drogas ilícitas. También debe hacerse una prueba de control cada 3 a 6 meses si tiene una pareja que presenta cualquiera de estos riesgos.

Prueba de detección de hepatitis B

Se recomienda que todos los hombres que tienen sexo con hombres se hagan la prueba de detección de hepatitis B regularmente. También se recomienda para los hombres que comparten el equipo para la inyección de drogas (lo que incluye agujas y jeringas), especialmente si no han recibido la vacuna. También debe hacerse la prueba si tiene más de una pareja o ha tenido una STI. Si usted o sus padres nacieron fuera de los Estados Unidos, pregunte a su profesional de la salud si debe realizarse la prueba de detección de hepatitis B.

La hepatitis B es un virus que afecta al hígado. Se propaga a través de fluidos corporales, lo que incluye sangre y semen. La infección puede ser de corto plazo (aguda) o de largo plazo (crónica). Aunque es posible que las personas con hepatitis no luzcan ni se sientan enfermas, igualmente pueden transmitir la infección. Si bien la infección crónica por el virus de la hepatitis con frecuencia puede tratarse, no puede curarse. Para obtener más información, visite http://www.cdc.gov/hepatitis/HBV/PDFs/HepBGeneralFactSheet_sp.pdf.

Prueba de detección de hepatitis C

Si usted nació entre 1945 y 1965 debe hacerse la prueba de detección de hepatitis C al menos una vez. Podría haber tenido conductas de riesgo o recibido transfusiones sanguíneas o un trasplante de órgano antes de que la prueba nacional de detección del virus estuviera disponible. Actualmente, la mayoría de las personas contraen el virus de la hepatitis C al compartir el equipo para la inyección de drogas, lo que incluye agujas y jeringas. Si usted se inyecta drogas ilegales, debe hacerse la prueba de detección de hepatitis C regularmente. También debe hacerse la prueba si ha estado en la cárcel, tiene VIH o alguna vez se ha inyectado drogas ilegales.

El riesgo de contraer hepatitis C a través de relaciones sexuales sin protección es bajo pero posible. Los hombres que tienen sexo con hombres y tienen múltiples parejas sexuales y/o tienen sexo violento sin protección (específicamente, sexo que puede producir una hemorragia) se encuentran en alto riesgo.

La hepatitis C es un virus que afecta al hígado. Puede ocasionar enfermedad grave y daño hepático permanente. Sin embargo, a menudo puede curarse, especialmente si la infección se detecta temprano. Para obtener más información, visite http://www.cdc.gov/hepatitis/HCV/PDFs/HepCGeneralFactSheet_sp.pdf.

Detección de violencia en la pareja

Si su pareja lo amenaza, lo acusa con frecuencia de haber hecho cosas que usted no hizo, o intenta controlar qué hace o adónde va, hable con un profesional de la salud. También debe hablar con su profesional de la salud si su pareja se niega a adoptar prácticas sexuales seguras, le propina golpes, bofetadas o patadas. Si bien es muy probable que su profesional de la salud no le haga preguntas sobre el maltrato en sus relaciones, si usted le cuenta al respecto él o ella pueden recomendarle programas para ayudarlo.

También puede obtener ayuda comunicándose con la Línea directa para casos de violencia doméstica al 1-800-799-7233. Hay asistentes bilingües disponibles para ayudarle las 24 horas del día, todos los días. Para obtener más información acerca de la violencia de pareja, visite http://espanol.loveisrespect.org

SI USTED ES TRANSGÉNERO

Una persona transgénero siente que su sexo no es el adecuado. Si usted es transgénero, muchos de los servicios preventivos de esta guía la ayudarán a mantenerse sano. Encontrar un profesional de la salud que pueda abordar sus necesidades de atención médica individuales podría ser un desafío. Sin embargo, es importante que obtenga los servicios recomendados y se haga las pruebas de detección del VIH y otras STI regularmente. Use condones y adopte prácticas de sexo seguro para protegerse a sí misma y a sus parejas. Para obtener orientación más detallada, consulte la lista de recursos al final de esta guía.